CON POTENTE SEMINARIO CCHC PONE EN LA MESA EL TEMA DE LA PROTECCIÓN DE INCENDIOS EN EDIFICIOS DE ALTURA

Con un potente seminario, organizado por la Universidad Mayor, Universidad Santo Tomás y la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT), miembros de la Comisión Educación Empresas, de la CChC Temuco, el gremio constructor instaló el tema de la necesidad de educar y poner en la mesa el tema de la protección contra incendios en edificaciones en altura, tomando en cuenta que cada vez son más las familias que optan por este tipo de viviendas en nuestra región y en todo el país.

Representantes del MINVU, Instituto Nacional de Normalización y el Cuerpo de Bomberos de Temuco, abordaron temas de gran relevancia como Protección Contra Incendios: Fortalezas, Debilidades y Futuro de la Legislación Chilena; Avance y Evaluación de la Normativa Nacional: Intumescentes, Morteros Ignífugos y Sistemas para Compartimentación; Ley 20.389; y Diseño Contra el Fuego, Realidad País.

Según la Cámara Chilena de la Construcción, los edificios de altura presentan grandes desafíos desde el punto de vista de la seguridad contra incendios, por lo que es una gran preocupación para esta entidad poder abordar de manera comprometida este tema. Así, la evacuación de personas, la implementación de un sistema de detección y alarma efectivo, la compartimentación vertical y horizontal, la extinción del fuego considerando la dificultad que enfrentan los bomberos para acceder a los pisos más altos, son solo algunos puntos a tener en cuenta en la estrategia de protección, y su inadecuada consideración puede generar resultados catastróficos.

Entre las conclusiones más importantes de este seminario están las debilidades que se encuentran al respecto por ejemplo el hecho que las normas de inspección (+ sellos + ductos) aún son voluntarias; la dificultad y vacíos para el diseño, y la revisión del diseño (definiciones reglamentarias, manuales de diseño, guías técnicas etc.), además existe una falta de normas y criterios para inspección y recepción en obra, como también, faltan normas para protección estructural (morteros densos, placas, mantas). Otra debilidad es que no existe un estándar para control de contenido (materiales -control de revestimientos, materiales de aislación y mobiliario) y escasa o nula formación profesional en normativa y reglamentación contra incendios.

Asimismo, entre las fortalezas que los expertos vieron es que hay criterios bien definidos en términos de resistencia al fuego para compartimentación, al igual que un estándar bien definido para inspección de intumescente y morteros livianos para la protección del acero. Finalmente se cree que ya existe una cultura base de evaluación de resistencia al fuego de soluciones constructivas.