Opinión: Más allá de las normas, está la indiferencia. » AraucaniaConstruye

Opinión: Más allá de las normas, está la indiferencia.

Al igual que cuando una parte de nuestro cuerpo tiene un daño, el resto también lo resiente, aunque no esté directamente afectado. Este tiempo de pandemia nos ha hecho darnos cuenta de que somos un solo cuerpo y que lo que haga cada uno de nosotros sí importa.

El explosivo aumento de los contagios por covid-19 en el país y con capítulo especial para La Araucanía, que superó los 30 mil casos confirmados, cobrando vidas a diario, nos muestra la falta de conciencia de algunos y la triste manera que tenemos de construir nuestra sociedad.

Por un lado, como Cámara Chilena de la Construcción de Temuco hemos sido precursores a nivel nacional de un protocolo modelo para responder a la crisis sanitaria desde el primer instante, con estrictas medidas preventivas que han permitido resguardar a 300 mil trabajadores en 3.833 obras y centros de trabajo en el país, con plena adhesión de nuestras empresas en la Región.

Este trabajo colectivo, que involucra el compromiso diario de empresarios, trabajadores, profesionales y subcontratos en el rubro, y que ha sido validado por el gobierno y otras áreas productivas, ha permitido lograr bajas tasas de positividad en la obra privada, la que, pese a no ser declarada una actividad esencial, hoy continúa operando en comunas con cuarentena total gracias a este plan de retorno seguro coordinado con la autoridad de Salud.

Estos buenos resultados se contraponen con la falta de conciencia y empatía de personas que con actitudes egoístas están enfermándonos a una velocidad difícil de controlar, afectando al sistema de salud con el colapso de las camas U.C.I. Como lo ha reconocido la autoridad sanitaria, los contagios se están produciendo en los domicilios familiares, y no en los lugares de trabajo.

¿De qué sirven los protocolos y la esperanza de la vacunación ante la desidia de muchos compatriotas? Lo cierto es que no sirven de mucho, ya que los lugares de veraneo se ven atestados de personas, sin uso de mascarilla, fiestas en todas partes, en fin. Es cierto que estamos cansados del confinamiento y de la rigidez de las medidas sanitarias, pero nada justifica la falta de criterio y la displicencia frente a una pandemia que deja fuertes secuelas.

Continuaremos reforzando los protocolos sanitarios para garantizar a nuestros trabajadores espacios laborales seguros, con el foco puesto en cuidar tanto la salud como el bienestar social. Nos preparamos para crear 126 mil nuevos empleos a fines del año, con un optimista plan de reactivación, que podrá desarrollarse siempre que todos pongamos el esfuerzo del autocuidado y la protección del otro.

La crisis que hoy vivimos, debe servirnos para fortalecer lo mejor que nuestra naturaleza como seres sociales, que es la condición de construir el futuro de manera colectiva, de entendernos como un solo equipo que trabaja por un mismo propósito, que es preservar la vida.

Siempre que trabajemos juntos, nos cuidemos y veamos en los demás nuestro propio destino, lograremos avanzar hacia adelante con nuevos valores que redefinirán nuestra existencia.

Por Claudia Lillo Echeverría / Presidenta Cámara Chilena de la Construcción de Temuco.